Labels

14 mar. 2015

Una dura realidad japonesa

La vida de Japón no es tan color de rosa y, hasta a veces, ni siquiera está tan llena de valores como suelen mostrarnos en los animés.

Si bien está belleza natural existe, es y está, no se compara ni llena el vacío de la terrible realidad laboral que afrontan día a día. En la última década, los cibercafés japoneses se han convertido en hoteles para los llamados "sub-empleados".

realidad

La vida de un trabajador temporal en japón lo lleva a vivir en estos cyber cafés ya que su sueldo en ningún caso puede costear un departamento.

Por lo tanto, pagan por las horas correspondientes de internet, lo que les da derecho a un cubículo y a utilizar el baño.

documental

La gente que vive en los cibercafés no están orgullosas de ello y quieren mantener su situación y condiciones de trabajo en secreto. Para Fukada, el director del mini documental que sigue más abajo (no te lo pierdas, lince está moy weno), fue muy difícil rodarlo porque la gente no quiere darse a conocer ni mucho menos dar a conocer la manera en la que actualmente viven.

La tasa mensual en un establecimiento así ronda los US$ 19 por día. Según cifras del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón, en 2007 60.900 personas durmieron en un ciber, y cerca de 5.400 vivían en ellos. Y la situación no ha mejorado hoy en día.

El documental es parte de la serie Japan’s Disposable Workers, basado en el trabajo de Shiho Fukada, que explora las subculturas laborales que se forman en Japón ante la voracidad corporativa. En Japón, los empleadores suelen contratar empleados sólo medio tiempo, forazándolos a recurrir a alternativas de vida que en ingún caso hacen al buen vivir. Las imágenes muestran un mundo distópico que nos invita a reflexionar sobre la esclavitud moderna y las presiones sociales que vivimos. Personas reducidas a números de la misma forma que el código binario de las computadoras.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son gratis......deja uno